Sobrepesca

La pesca es una de las principales fuentes de nutrientes y proteínas en la alimentación de muchas personas. En el mundo, más de 3 mil millones de personas obtienen del pescado al menos un 20% de su ingesta diaria de proteínas de origen animal.

La pesca no es dañina por sí misma para el océano, excepto cuando se atrapan peces más rápido de lo que las poblaciones pueden reponer, esto es llamado sobrepesca.

sobrepesca.jpg

Una tendencia que sigue aumentando

Ante el incremento poblacional, la presión que sufre este valioso recurso natural va incrementándose. En los últimos 30 años, el consumo mundial de pescado ha experimentado un extraordinario incremento del 122%. Más de un tercio de las poblaciones de peces mundiales se están pescando por encima de los límites de la sostenibilidad, una tendencia que sigue aumentando.

Las pesquerías sobreexplotadas son las que se aprovechan a un ritmo más rápido del que se pueden recuperar. En tan solo 40 años, las poblaciones de las especies marinas han reducido un 39% a causa de la sobrepesca.  El 34.02 % de las poblaciones pesqueras están sobreexplotadas, el 59.6 % se encuentran explotadas a su límite y el 6.2 % están sobreexplotadas.

WhatsApp Image 2022-06-10 at 14.30.39.jpeg

Desequilibrio ecológico

La sobrepesca puede impactar ecosistemas enteros. Cuando demasiados peces son extraídos del mar se crea un desequilibrio ecológico que puede ocasionar la pérdida de otras especies marinas vulnerables, como las tortugas marinas y los corales. A la larga, la sobrepesca significa hambre en los ecosistemas marinos y para la humanidad.

El porcentaje de poblaciones de peces que se encuentran dentro de los niveles biológicamente sostenibles ha disminuido del 90 % en 1974 al 65,8 % en 2017. Es decir, se triplico en los últimos 40 años.

Pesquerías marinas

Las pesquerías marinas más sobreexplotadas en México son las del mero rojo (Epinephelus morio), la sardina (Engraulidae, Clupeidae), la langosta (Palinuridae, Scyllaridae), el pulpo (Octopus spp.) y el atún (Thunnus spp.). En nuestro país, más de 160,000 hombres y mujeres se dedican y dependen económicamente de la actividad pesquera. 

Para poder seguir disfrutando de los recursos marinos de manera sostenible, debemos procurar darles tiempo para que sus poblaciones se recuperen. Una manera de recuperar las poblaciones marinas es implementando y respetando las vedas. Las vedas son periodos en los que se prohíbe pescar una determinada especie cuya población se encuentra amenazada. Otra manera de conservar a las especies marinas es protegiendo sus hábitats de la contaminación.  

sobrepesca_banco.jpg

Tú también puedes ayudar con tus hábitos de consumo: evita consumir los peces más grandes, al consumir de pesquerías sostenibles, aseguramos un manejo y aprovechamiento responsable de nuestros recursos marinos. Busca productos del mar con certificaciones de pesca sustentable, si vas a un restaurante pregunta por pescado y mariscos sustentables y utiliza guías de consumo como la de Seafood Watch.

Recuerda ¡El futuro del mar depende de nosotros! 

Referencias

Arreguin-Sanchez, F y Arcos-Huitron, E. (2011).  La pesca en México: estado de la explotación y uso de los ecosistemas. Hidrobiológica. Vol.21 (3): 431-462.

 

​FAO, FIDA, OMS, PMA y UNICEF. 2020. El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2020. Transformación de los sistemas alimentarios para que promuevan dietas asequibles y saludables. Roma, FAO.

 

Comisión Nacional de Acuacultura y pesca. (2019). La pesca mexicana, una actividad inmensa como el mar. https://www.gob.mx/conapesca/articulos/la-pesca-mexicana-una-actividad-inmensa-como-el-mar-227722?idiom=es

 

MSC. (2021). Nota de presa. https://www.msc.org/docs/default-source/es-files/notas-de-prensa-completas/ndp-sobrepesca-perdida-alimentos-poblacion-mundial_es.pdf?sfvrsn=714862d0_2

 

Arreguin-Sánchez, F., L. Beléndez Moreno, I. Méndez Gómez-Humarán, R. Solana Sansores & C. Rangel Dávalos (Eds.). 2006. Sustentabilidad y Pesca Responsable en México: Evaluación y Manejo. Secretaria de Agricultura, Ganaderia, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Instituto Nacional de la Pesca. México. 544p.